Cuentos y teatro para niños de primaria

Cuento con la letra G para niños de primero de primaria

Este cuento con la letra G para niños de primero de primaria se llama EL GATO DE GONZALO y  forma parte de la colección de Cuentos de la A a la Z

Puedes descargarlo en formato PDF dando click en este enlace para que lo imprimas sin problemas.

Cuento con la letra G para niños de primero de primaria

el gato de gonzalo

El Gato de Gonzalo

Gonzalo tiene un gatito muy lindo que se llama Gigante, aunque es de tamaño normal, es un gato adoptado que llegó a la vida de Gonzalo justo el día de su cumpleaños número 5.

El niño vio a Gigante buscando comida en un bote de basura. En ese tiempo Gigante era un cachorrito. Gonzalo lo quiso rescatar de esa vida hambrienta y lo llevó a casa con el permiso de su mamá, por supuesto. Desde ese día, Gigante y Gonzalo son amigos inseparables.

Como buenos amigos han tenido varias aventuras juntos, hoy te voy a contar la aventura de Gonzalo y su gato en el
campamento de verano. Cuando Gonzalo cumplió 10 años se fue de campamento con los niños y niñas de su escuela. Gigante no se quiso quedar solo en casa y se escondió en la maleta de Gonzalo.

El chico se sorprendió mucho cuando, al llegar al campamento, escuchó un maullido saliendo de su maleta.
Gonzalo abrió su maleta y su gato salió enojado y se escondió bajo la cama.

-¿Por qué trajiste a tu gato? -preguntó Hugo.

-Yo no lo traje, él vino solo.
-Creo que te van a regañar.
-Espero que no. Lo voy a tener escondido hasta que regresemos a casa -dijo Gonzalo, sacando a Gigante de su
escondite.

La idea de Gonzalo era buena, pero no contaba con que Gigante no tenía intención de desperdiciar un paseo al bosque quedándose encerrado. Al día siguiente, cuando Gonzalo salió a explorar la zona con su maestro y amigos, Gigante salió por la ventana y se internó en el bosque.

Gonzalo llegó al campamento a las siete de la noche estaba tan cansado que no se acordó de Gigante.

El niño se durmió de inmediato y nadie reparó en la ausencia del gatito.

Al día siguiente, Gonzalo despertó muy temprano -¡no le di de comer a Gigante ayer! Pobre, debe tener mucha hambre.

El niño se asomó al armario en donde creyó que estaba su gato, pero Gigante no estaba ahí.

-¡Hugo! No está mi gato -dijo Gonzalo despertando a su compañero.
-¿Qué? -contestó el niño adormilado.
-Mi gato, ¡se escapó!

Hugo también tenía una mascota, así que entendía lo que Gonzalo sentía.
Los dos chicos salieron a buscar al gato.

-El bosque es muy grande ¿cómo le haremos para encontrarlo? -preguntó Hugo.
-¡Busquemos huellas! -dijo Gonzalo-, así le hacen los detectives.

Gonzalo y Hugo buscaron huellas, pero no eran detectives y no encontraron nada. Estaban a punto de darse por
vencidos cuando escucharon un maullido.

¡Era Gigante y estaba acompañado de una linda gatita!

El maestro de Gonzalo descubrió a Gigante, pero no hubo regaños para el niño. Gonzalo estaba feliz porque podía
dejar a Gigante caminando libre por el campamento.

Gigante se la pasó muy bien en compañía de la linda gatita, juntos recorrieron el bosque y descubrieron una cueva
maravillosa en donde había un tesoro enterrado, pero esa es otra historia y la contaremos en otra ocasión.

FIN

Actividades sugeridas para hacer durante la lectura:
1.- Encuentra las G y g que aparecen en el cuento
2.- Dibuja a Gonzalo y escribe su nombre
3.- Dibuja a General y escribe su nombre
4.- Inventa un final diferente para la historia
5.- ¿Tienes mascotas, que aventuras has pasado con ellas? haz un dibujo de tu mayor aventura con tu mascota 🙂

¿Te gustó el cuento? si eres maestra o maestro de primaria te recomiendo el recurso Planeaciones para primaria

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *